La iniciativa

Esta iniciativa nace desde las comunidades de Software Libre del Ecuador, que deciden unir sus fuerzas para fortalecer un proceso que viene dándose desde hace 10 años de la mano de muchos activistas que han sembrado sus semillas en el construir de un país libre, soberano, respecto a las tecnologías como medio para el desarrollo humano. El software libre más allá que una filosofía, se ha convertido en una decisión de los pueblos por ser dueños de su soberanía y de su futuro.

En esta lucha constante se sumó en marzo del 2016 el entonces Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano, liderado por Andrés Arauz, quien con una decisión patriota, firme e inteligente implementó las recomendaciones de políticas públicas propuesta en el libro Buen Conocer / Flok Society para el Software Libre, dándose inicio al proceso de Actualización a Software Libre de dicho Ministerio y posteriormente del Sector Conocimiento.

Toda la experiencia y el conocimiento generado en este proceso, único en su clase, fue publicado en la web del Ministerio, que posteriormente fue rescatado por la comunidad para ser compartido en este sitio para beneficio de toda la sociedad.

Migralab.ec será entonces, el canal de comunicación entre la comunidad y el Estado ecuatoriano para compartir y generar conocimiento para los procesos de Actualización a Software Libre, como manda el Código Orgánico de la Economía Social del Conocimiento, Creatividad e Innovación (COESCCI) vigente desde el 9 de diciembre del 2016. A partir de ahora, comunidad, academia, estado, empresas tendrán un punto de encuentro de colaboración y beneficio común, que permitirán iniciar una nueva era en la visión de las tecnologías como desarrollo humano.

¿Por qué tecnologías libres?

La utilización de Software Libre en la Administración Pública conlleva múltiples ventajas. Permite impulsar la soberanía tecnológica, la seguridad, la optimización de los recursos, sostenibilidad a largo plazo, socialización del conocimiento, fortalecer la industria tecnológica nacional, evitando la salida de divisas, a través del fortalecimiento del talento humano, desarrollo de competencias y capacidades en materia de programación.

Entre el 2008 y mediados del 2017, las compras públicas relacionadas a software han sobrepasado los 800 millones de dólares, de los cuales algo más del 80% corresponden a licencias de software, beneficiando a una industria concentrada en algo menos del 10% de las empresas que la conforman. Como soberano decidimos y expresamos en nuestra Constitución que entre los objetivos de la política económica está asegurar una adecuada distribución del ingreso y de la riqueza nacional e incentivar la producción nacional, la productividad y competitividad sistémicas, la acumulación del conocimiento científico y tecnológico.

Al implementar Software Libre se promueve la transparencia de la información y el conocimiento, combatiendo la brecha digital, por lo tanto pensamos en el acceso a las tecnologías, y las condiciones adecuadas para su desarrollo, producción, comercialización como un derecho de todas, y no del monopolio de un pequeño grupo de la industrial que representa a transnacionales y que han tomado como eufemismo de innovación local la industria de las tecnologías extranjeras.

En qué creemos

El Estado lo hacemos todos, por lo tanto es nuestro deber Constitucional contribuir a generar y ejecutar políticas públicas, controlar y sancionar su incumplimiento, y desde ahora seremos partícipes constantes del escrutinio de las tecnologías que adquiera y utilice el Estado para beneficio de todos. Somos conscientes que las alternativas de tecnologías libres, además evita que la Administración Pública esté sujeta a las condiciones de control establecidas por una empresa, creadora del software privativo, mayormente transnacionales con objetivos y fines geopolíticos que trasgreden nuestra soberanía.

Como expertos en tecnologías, creemos que la plataforma recomendada para el estado, debe ser en lo posible de fuente abierta y libre de restricciones que obscurecen el verdadero propósito o utilidad de dicha tecnología. Como entusiastas del software libre, código abierto, conocimiento abierto y datos abiertos, hemos sido partidarios del proceso de actualización a tecnologías libres que ha emprendido el estado ecuatoriano de manera individual, a pesar de existir políticas titubeantes respecto a las mismas.

Como ciudadanos hemos visto los avances lentos y tímidos, en el camino a la soberanía tecnológica y en cierto modo hemos aprendido que será una lucha constante e implacable el defender los avances logrados, pues las altas autoridades no son inmunes al poderoso lobby de las transnacionales, pues su presencia y sus efectos son obvios y se manifiestan notoriamente en la lentitud y timidez de los avances en políticas públicas para impulsar el software libre. Creemos firmemente, ciudadanos, expertos en tecnología, servidores públicos, estudiantes, empresarios que la lasitud en implementación de políticas para impulsar las tecnologías libres en el estado, son muestras directas de negligencia o corrupción.

Creemos que tomar la decisión de abrir una senda para dar lugar a las tecnologías libres, tiene muchas aristas, y no solo la tecnológica. Algunas de ellas apoyan firmemente el desarrollo humano, y el desarrollo de las capacidades tecnológicas en nuestro país.

Los objetivos

Sin embargo, siendo conscientes de la situación actual del país, específicamente en materia económica y matriz productiva, creemos que es estratégico para el estado, continuar e incluso ampliar la senda y convertirla en una verdadera autopista hacia la actualización de tecnologías libres en el estado, y el desarrollo de la industria nacional de software.

Vigilaremos, y promoveremos las acciones que permitan cumplir estos objetivos:

  • Generar una industria real de software y tecnología ecuatoriana.
  • Desarrollar innovaciones en las universidades.
  • Aumento del PIB por tecnología hecha en Ecuador.
  • Alcanzar la Soberanía tecnológica.
  • Incluir a la mayor cantidad de empresas de tecnologías ecuatorianas a ser parte de la industria.
  • Generar comunidades de especialistas en tecnologías libres.
  • Motivar a los estudiantes, servidores públicos y a la ciudadanía a hacer conciencia sobre el grave daño al país el promover desde el estado tecnologías extranjera como fin y utilidad.

Seremos radicales, al momento de vigilar, controlar y repudiar la negligencia o corrupción que evadan el impulso de las tecnologías libres , y la industria nacional del software, y en esto no cabe diálogo alguno, ni consensos con el soberano.

“Si el código es ley, el control del código es Poder.” (Lawrence Lessig)